lunes, 17 de junio de 2013

CUPCAKE DE ZANAHORIA



Me he lanzado a la aventura de hacer cupcakes y aquí están,  mi jurado favorito " mis hijos", me han dado "UHHMMM, mamá esto esta buenísimo", jajaja. Esa es mi satisfacción, jijiji. Espero que triunféis como yo, animaros y comprobar lo  ricos están. Quiero agradecer a mi mentora Nohemí Rodríguez de "Dulces Ilusiones" todo no sería posible sin ella, he realizado cursos impartidos por ella, a pesar de ser con gluten, los he podido adaptar en casa con las harinas sin gluten y aquí os dejo la muestra!!!.


INGREDIENTES:
2Huevos
200ml de aceite de girasol
200 gr de zanahoria rallada
150gr de harina de arroz
75 gr de harina de maíz "maicena"
1 cucharadita de café de bicarbonato
1 cucharada de postre de canela
120gr de nueces troceadas

FROSTING:
400gr de Queso fresco cremoso
250gr de mantequilla
300 gr de azúcar glasé
3 cucharadas de leche
1 cucharada de postre de esencia de azahar



ELABORACION:

Precalentamos el horno a 170º y preparamos los papelitos para los cupcakes en el molde.

Bate los huevos en un cuenco y después añades el azúcar y el aceite. Mézclamos muy bien y añadimos la ralladura de zanahoria y la harina tamizada, el bicarbonato, y la canela. A continuación, añada las nueces y mezclar todo muy bien hasta que quede una masa homogénea.
Echar la mezcla en las cápsulas de los cupcake y hornear en el nivel medio del horno 20 minutos. Antes de sacarlos es importante pincharlos con un palo de madera (tipo pincho moruno), para confirmar que están bien hechos. Sacar del horno y dejar enfrían.


Mientras se enfrían podemos ir preparando el frosting. En un bol grande echamos el azúcar glasé, la mantequilla blanda, y con cuidado se mezcla con la batidora, a continuación añadimos las 3 cucharadas de leche y la esencia de azahar. Volvemos a mezclar todo y por último el queso cremoso. Tienes que batir mucho ya que tiene que quedar una crema jugosa y fina. Si quieres puedes añadir colorante alimentario al frosting, yo hice unos poquitos en amarillo fuerte.


 A continuación llenamos la manga pastelera y la metemos en la nevera hasta que los cupcake estén fríos.